Entrevista a Anneke Necro

Vídeo completo de la entrevista realizada a la actriz, productora y directora de cine para adultos

13/03/2017 – Realización: Ares Biescas Rue (@aresBiescas), Marta Santacreu Olaya (@msantacreeu) y Edgar Sapiña Manchado (@edgarsapinya) | Producción y Edición: Edgar Sapiña Manchado | Texto: Marta Santacreu Olaya

Anneke Necro es actriz, productora y directora de cine para adultos. Su trabajo reivindica un porno feminista, ético, y artístico, alejado de los clichés impuestos por el porno convencional donde se cosifica a la mujer. A los 17 años se inició como modelo erótica, hasta que decidió introducirse en el mundo del porno. De repente, comprobó que no estaba hecha para él y empezó a indagar en el porno feminista y el postporno. De este modo, montó su propia productora de pornografía feminista, a pesar de que fracasó al cabo de un año. Actualmente trabaja en una empresa de porno convencional, pero solamente detrás de las cámaras como ayudante de producción y estilista. Delante de ellas, ha trabajado en determinadas ocasiones con Erika Lust. Su última colaboración, la próxima entrega de XConfessions es un corto en la nieve donde ha rodado por primera vez con su pareja.

Anneke Necro: “En el porno feminista se folla, en el mainstream se hace una coreografía”

13/03/2017 – Realización: Ares Biescas Rue (@aresBiescas), Marta Santacreu Olaya (@msantacreeu) y Edgar Sapiña Manchado (@edgarsapinya) | Producción y Edición: Edgar Sapiña Manchado | Texto: Marta Santacreu Olaya
Anneke Necro 2
CC: Edgar Sapiña Manchado

Anneke Necro es actriz, productora y directora de cine para adultos. Su trabajo reivindica un porno feminista, ético, y artístico, alejado de los clichés impuestos por el porno convencional donde se cosifica a la mujer. A los 17 años se inició como modelo erótica, hasta que decidió introducirse en el mundo del porno. De repente, comprobó que no estaba hecha para él y empezó a indagar en el porno feminista y el postporno. De este modo, montó su propia productora de pornografía feminista, a pesar de que fracasó al cabo de un año. Actualmente trabaja en una empresa de porno convencional, pero solamente detrás de las cámaras como ayudante de producción y estilista. Delante de ellas, ha trabajado en determinadas ocasiones con Erika Lust. Su última colaboración, la próxima entrega de XConfessions es un corto en la nieve donde ha rodado por primera vez con su pareja.

¿Cómo es trabajar con Erika Lust, directora y productora de porno feminista?

Trabajar con ella es una experiencia muy positiva que recomiendo incluso a cualquiera, aunque no quiera dedicarse al porno. Erika es muy profesional, hecho que da mucha confianza con lo que estás haciendo. También es muy fácil, porque hay mucho equipo. La primera vez que entré en un rodaje de Erika Lust incluso me asusté un poco, pero luego te das cuenta que todo el mundo está trabajando en lo suyo, que hay un respeto máximo y que ponen mucha pasión en lo que hacen. Pero también es muy fácil en la escena del sexo, ya que eres totalmente libre de interactuar como quieras.

¿Cómo te preparas un rodaje de porno feminista como los de Erika Lust?

La gracia es que te preparas poco. Tú tienes tu guión, sabes de qué va y qué tienes que hacer. Esta es la gran diferencia entre un rodaje de porno feminista o ético con un rodaje de porno convencional. En este último, tanto actrices como actores van sin saber muchas veces con quién van a trabajar o qué papel van a interpretar. En cambio, en el porno feminista puedes decidir con anterioridad si quieres o no rodar una escena. Además, si quieres depilarte o teñirte el pelo lo haces porque quieres y no porque te lo impongan en el guión.

“La mayoría de empresas productoras que hay actualmente se podrían considerar éticas, pero no son feministas porque la mujer sigue teniendo un papel secundario.”

Has mencionado el porno ético. ¿Es lo mismo que el porno feminista?

No. Cuando estamos hablando de porno ético nos referimos a las condiciones o derechos laborales. Es decir, que cuando llegas a un rodaje todo el mundo se haya hecho los tests de ETS, que haya un contrato o que te enseñen el guión antes para poder decidir si quieres o no rodar esa escena. La gran mayoría de empresas productoras que hay actualmente se podrían considerar éticas, pero no son feministas porque la mujer sigue teniendo un papel secundario.

Por lo tanto, ¿por qué porno feminista y no porno mainstream?

Porque es necesario dejar de perpetuar esta imagen denigrante de la mujer y empezar a darle importancia a su deseo. Yo siempre digo que el porno es ficción y que no puede utilizarse como algo educativo. Pero sus prácticas calan en nuestras mentes y luego las representamos en nuestro día a día, siendo la mayoría de ellas una mierda. Por ello creo que es importante que el porno sea feminista. No que haya un porno mainstream y uno feminista, sino que de una vez el porno mainstream sea feminista.

Entonces, ¿se folla mejor en una grabación de porno feminista o es lo mismo que en cualquier otro tipo?

En el porno feminista se folla, en el mainstream se hace una coreografía. Pero en vez de ser un baile es follando, porque está todo coreografiado.

Tú misma trabajas detrás de cámaras en una empresa de porno convencional. ¿Cómo es posible convivir con estas contradicciones, siendo feminista y trabajando a la vez en una industria claramente machista?

Al final te lo tomas con filosofía, com si se tratara de un reto o de una lucha. Te dices a ti misma “estoy aquí y no me importa estar rodeada de tíos, y de tíos machistas”. Se trata de educar a estar gente, de sentarse a hablar con un director para que termine entendiendo tu punto de vista. Quizás no cambiarás radicalmente su forma de hacer, pero puedes lograr que incorpore cosas nuevas. De hecho, hemos logrado que se busque el orgasmo de la mujer en estas películas.

Es decir, consideras necesario introducirse en la industria para cambiarla desde dentro.

Para cambiarla o incluso destruirla, yo soy más radical en ese sentido. Hay algún tipo de contenido que no tiene que cambiarse, sino eliminarse.

Como por ejemplo…

Por ejemplo que no se pare una grabación cuando la chica está expresamente indicando que eso no le gusta, porque se busca ver a una chica sufrir. A mi me parece espantoso que este contenido se suba en la web. Además, crea confusión sobretodo en relación al BDSM. De hecho, yo soy dómina y lo entiendo como un juego consentido entre dos personas. Por lo tanto, cuando se suelta ese tipo de contenido la gente se cree que es BDSM pero no: es una chica que está sufriendo.

Des del punto de vista de producción, me imagino que los rodajes de porno feminista y de porno mainstream se plantean de manera diferente…

Totalmente. Sobretodo el aspecto creativo en el porno feminista suele ser mucho más complejo. Hay alguien que crea un guión, que se inspira en un cuadro o en una canción, por ejemplo. Empieza un proceso creativo hasta que llega el día del rodaje. En el porno mainstream se mira más lo que quiere el cliente. La colegiala, la madrastra, el pizzero… así indefinidamente. ¡Incluso he visto escribir un guión el mismo día del rodaje!

“Si existe un cliché en el porno feminista es porque la gente lo ha creado a través del estigma y de la ignorancia.”

Estos clichés de la colegiala o la madrastra existen en el porno mainstream. Pero, ¿crees que dentro del porno feminista también están presentes?

El cliché lo hace la gente que tiene un prejuicio sobre lo que es el porno feminista. Luego tu ves el porno feminista y hay millones de versiones, cada directora tiene su estilo, hay actrices de todo tipo: chicas súper femeninas, otras más masculinas, trans, cis, lesbianas, bisexuales, heterosexuales, chicos… Si existe un cliché es porque la gente lo ha creado a través del estigma y de la ignorancia.

Una de las cosas que menciona Erika Lust es que el porno feminista sea para mujeres. Con esta afirmación, ¿se puede interpretar que se esté excluyendo una parte de la sociedad?

Yo no estoy de acuerdo con esta afirmación. No creo que el porno feminista sea para mujeres, ni tampoco para hombres. Debe ser para quien lo quiera ver. Limitar a que sea solo para mujeres acaba provocando un cliché también. Hay mujeres que no quieren ver porno feminista porque precisamente piensan que es cursi, cuando les gusta un porno más duro. Y, de hecho, el porno más duro que he visto ha sido en productoras feministas.

También participas en el proyecto de ‘Porno Educativo’. ¿Juega un papel importante el porno feminista en este ámbito?

Tiene importancia porque, como he dicho, el mensaje del porno al final termina calando. Es mejor que cale un mensaje de sexo libre que no aquello que vende el porno mainstream, alejado de lo que es natural y sano. No me refiero tanto al hecho de los “vídeos tutoriales”, sino a que haya una explicación en un vídeo que te informe de lo que vas a ver, estás viendo o has visto. Sobretodo es importante en el BDSM, ya que se debe explicar que son prácticas consentidas.

Por último, ¿por qué Anneke Necro?

Anneke porque me llamo Anna y, Necro, porque he trabajado en una funeraria como tanatopractora. Estoy muy obsesionada con la muerte y la necrofilia.

La necrofilia está mal vista en nuestra sociedad. ¿Qué es desde tu punto de vista?

Está mal vista porque toca dos grandes temas que son tabúes: el sexo y la muerte. Para mi es un fetiche como cualquier otro, una atracción hacia lo oscuro, lo mórbido o lo más extremadamente prohibido. La necrofilia no se trata de ir a un cementerio de noche para desenterrar cadáveres y follártelos. Y no digo que no haya habido casos reales, porque sí existen. Sino que me refiero a un fetiche e incluso a hacer un role play con tu pareja. Pero no va más allá.

Rosa Ferré: “La historia de la arquitectura de la sexualidad es la del hombre que fantasea y piensa”

12/03/2017 – Realización: Ares Biescas Rue (@aresBiescas), Marta Santacreu Olaya (@msantacreeu) y Edgar Sapiña Manchado (@edgarsapinya) | Producción y Edición: Edgar Sapiña Manchado | Texto: Ares Biescas Rue

Rosa Ferré es responsable de exposiciones del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona. De formación filóloga, tiene más de 20 años de experiencia en la concepción y dirección de proyectos expositivos. Hablamos con ella en motivo de la exposición 1000m2 de deseo, que cerrará sus puertas el próximo 19 de marzo de 2017.

Cuando empezasteis a gestar la exposición, ¿a qué receptor imaginasteis que llegaría vuestro mensaje?

La exposición piensa en un público interesado en el cambio. Aún así, no hemos querido centrarnos en la perspectiva queer porque dentro de la heterosexualidad hay proyectos radicales y es donde más cosas se tienen que romper. Hemos jugado a no separar, damos por natural que cualquier práctica es normal… Me parecía preocupante que lo queer se quedase en un gueto y más interesante convencer a la gente que nunca ha pensado que la sexualidad puede ser performática. La lucha homosexual ha cambiado muchas cosas, pero cuando se estanca porque existe un barrio donde se puede consumir igual que los heterosexuales o se concibe el matrimonio de la misma manera que el heterosexual te preguntas si el proyecto no tendría que ir más allá…

¿Cuál ha sido el papel de la mujer en la creación de espacios para el sexo?

En general los materiales nos dicen que hay pocos arquitectos que han pensado cómo tiene que ser el espacio para el sexo, sobretodo construyendo y esto a la vez nos indica cómo es nuestra sociedad, de qué se ha relegado a lo íntimo y a lo doméstico. Las mujeres como en otros espacios de poder, han estado apartadas de la arquitectura.

¿Se concibe la exposición desde una perspectiva feminista?

Creo que la gente entiende que cuando mostramos la escenografía de Playboy, estamos reflexionando sobre el modelo de “capitalismo caliente” que plantea Beatriz Preciado. Nos interesa que la gente sea capaz de plantearse de dónde provienen sus fantasías y cómo se han construido.

Es decir, que los espectadores intenten liberarse de sus prejuicios.

Se supone que estamos en un momento de libertad sexual, pero se sigue sin hablar abiertamente de todo y se sigue pensando en la monogamia como la vía clara de las relaciones. Ha quedado muy inscrito que los hombres se pueden permitir una cierta sexualidad libertina y las mujeres no tienen ninguna necesidad. En este sentido, hemos intentado desmitificar cosas y des del principio aclarar. Por eso hemos empezado la exposición con el Triunfo del Falo: la historia de la arquitectura de la sexualidad es la historia del hombre que fantasea o piensa.

Entrevista
Rosa Ferré en su despacho en el CCCB. CC: Edgar Sapiña.

En la exposición se habla mucho de utopías sexuales. ¿Desde que posición podemos pensar una nueva forma de desear?

Cuando ha habido un proyecto diferente a la norma con relación al sexo es porque había una clase social (aristocracia francesa) que no tenía que trabajar. Estamos todo el día o produciendo o consumiendo, y es muy importante la relación entre la sexualidad y ocio, o todo lo que somos más allá de lo que consumimos y producimos. En la exposición, intentamos hablar sobre cómo la falta de tiempo es un desprecio hacia nuestros deseos.

1000m2 de deseo empieza en el siglo XVIII, porque en ese siglo hay un cambio de paradigma y se empiezan a utilizar otras narrativas en cuanto al sexo, por ejemplo, aparece por primera vez la palabra intimidad… Actualmente, ¿qué narrativas están latiendo en el campo de la relación entre deseo y arquitectura?

La sexualidad ahora está muy mediada por la tecnología. Internet es un espacio en sí mismo y trae una revolución sexual hacia la desmaterialización de las relaciones. Toda tendencia tiene su contratendencia, a lo mejor si todo es tan digital hace falta un espacio para saciar la necesidad de reconocimiento de los cuerpos.

Remedios Zafra, en una conferencia en motivo de la exposición, hablaba sobre la plataforma virtual Second Life, donde la gente podía elegir cómo presentarse y normalmente seguían el estereotipo heteronormativo. ¿Hasta qué punto nuestro deseo está dictado por la lógica del sistema cultural?

Nuestro deseo es el deseo de los otros. Somos pantalla todo el rato. Ahora se ha puesto de moda crear espacios en la casa que sean “instagramizables”. Es como la máxima representación del “yo” y me parece un exhibicionismo muy propio del ser humano. Desde los años 70, y Playboy ya jugaba con ello, se produce una espectacularización de la intimidad, lo que hace preguntarnos: ¿Y si esta espectacularización lo que hace es substituir la sexualidad? Como si tener sexo fuese lo mismo que representarlo. Lo más curioso es el estereotipo, cómo la fantasía máxima de una pareja heterosexual son estos resorts de lujo donde hay chicas, piscinas… Nadie busca otra cosa, se “come” lo que le llega de las tradiciones.

“Nuestro deseo es el deseo de los otros”

¿Cómo habéis tratado movimientos como el postporno y el porno feminista, por ejemplo, de Erika Lust?

A mí el discurso de Erika Lust no me gusta nada, no me lo creo. El porno de Erika Lust es porno para chicas bien, de clase media y yo creo que a las chicas bien de clase media no les funciona, porque no quieren ver lo que ya tienen en casa. El deseo pornográfico es el deseo de ver cosas a las que no atreves a enfrentarte. No creo que uno vaya al porno a reconocer, quieres algo que te ponga nervioso. Por eso me parece muy interesante lo que ha hecho el postporno y el movimiento queer y por eso estamos incentivando charlas que no se pueden enseñar solo en una exposición.

Has hablado de capitalismo caliente. ¿El sistema capitalista ha contribuido a la creación de nuestras sexualidades?

El sexo sirve para domesticar a las poblaciones. Por ejemplo, existió un momento en los años 70 en Estados Unidos donde se empezó a llevar el porno a la esfera pública a través de su legalización y se abrieron cines donde las mujeres podían entrar. Parecía que hasta la pornografía podía llegar a Hollywood. La elite cultural estadounidense iba a ver clásicos de la pornografía como “garganta profunda”. Esther Fernández, comisaria de la parte relacionada con el porno de la exposición, estudia cómo desde el gobierno se invirtió en la industria del vídeo doméstico para que el porno volviera al ámbito privado.

¿Cuál es el futuro del proyecto?

1000m2 de deseo probablemente irá a París. Trabajamos nuestras exposiciones como proyectos de investigación a largo plazo. En París queremos hacer una especie de “Open Call” para que jóvenes arquitectos propongan espacios específicos para el sexo.

“El deseo pornográfico es el deseo de ver cosas a las que no atreves a enfrentarte”

Rosa Ferré
CC: Edgar Sapiña.

Cine de barrio feminista

Dona’m Cine incentiva producciones audiovisuales feministas de bajo presupuesto y carácter social

07/03/2017 – Ares Biescas Rue (@aresBiescas)

19:00 horas, viernes 3 de marzo. Zumzeig Cine se convierte en refugio de la lluvia que azota Barcelona esa tarde. Una pequeña cola de gente que se ha quedado sin entrada espera con anhelo que alguien no aparezca para poder entrar en la tercera edición de la entrega de premios Dona’m Cineimpulsada por la asociación de cooperación Entrepueblos y  la productora Producciones Doble Banda.

Las afortunadas pasamos a la sala principal, un almacén reconvertido en una íntima sala de barrio donde sus paredes acogen las voces pausadas de las presentadoras: “estamos aquí para celebrar que hemos cumplido nuestros objetivos: dinamizar documentales y audiovisuales con perspectiva feminista que no tienen cabida en los medios de comunicación”. Antes de empezar la proyección del palmarés seleccionado, se hace especial mención a Berta Cáceres, afín a personas involucradas a Zumzeig Cine. En el día de la celebración de los premios, se recuerda su asesinato un año antes por los poderes económicos contra los que estaba luchando en Honduras.

20170303_202653
Nelly Wampash Tsakimp, Lucía Egaña y Yolanda Olmos debatieron sobre los temas galardonados por Dona’m Cine. CC: BcnSeDesnuda

Se cierran las luces. Entre la cadencia de imágenes que se proyectan hay ideas que relucen con fuerza: la elección del orgasmo y el placer antes que la muerte en “La decisión” de Erabakia, la rebelión contra la Iglesia a través de la sexualidad en “Rebelión” de María Galindo o la perspectiva no etnocéntrica feminista: “no te encargues de liberarme, lo sé hacer yo sola” expresa la protagonista marroquí del corto “Sofía” de Alba Pascual Benlloch.

Después de los aplausos se inicia una mesa redonda en la que Lucía Egaña, transfeminista chilena y activista postporno, y Yolanda Olmos, productora audiovisual feminista, hablan sobre “la importancia de producir audiovisuales al margen de la norma” y sobre la utilización de estos como arma política. El debate cuenta con la intervención especial de Nelly Wampash Tsakimp, lideresa del pueblo shuar, que habla sobre su lucha contra las minerías y el papel del activismo feminista en esta. Su experiencia de resistencia enlaza con el posterior homenaje a Berta Cáceres, un referente en la lucha contra los poderes económicos y políticos en América Latina.

Las palabras cesan. La voz de Mireia Vives acompañada por la guitarra de Borja Penalba da vida a los versos de Maria Mercè Marçal: “Bruixes d’ahir, bruixes del dia, ens trobarem a plena mar…”. Mientras la música suena tenemos tiempo para reflexionar sobre el “zumzeig”; en catalán, una vibración continuada y apenas inaudible, que las reflexiones han dejado en nuestra mente. El cine ha reivindicado su función, la de un espacio escondido y refugiado de una ciudad que parece encontrar “a duras penas su inocencia”.

 

Un ejército para el amor y no la guerra

‘Army of Love’ propone reclutar voluntarios dispuestos a “dar y recibir amor” en todos sus sentidos

04/03/2017 – Marta Santacreu Olaya (@msantacreeu)
whatsapp-image-2017-03-04-at-18-47-23
La presentación de ‘Army of Love’ se emmarca dentro de la exposición ‘1.000 m2 de deseo‘, abierta al público hasta el 19 de marzo en el CCCB. CC: Edgar Sapiña

Una alfombra cubre el centro del vestíbulo principal del CCCB y un cartel en la entrada (“Workshop-performance de participación voluntaria y contenido sensual”) nos va abriendo boca. Múltiples sillas y posibles futuros reclutas de un Ejército del Amor van llenando el espacio. En el centro, reposando en el suelo, los responsables de este reclutamiento y dinamizadores del proyecto ‘Army of Love’. Y es que precisamente, con este lenguaje tan militar, es como se va configurando el proyecto -aún en formación- de este conjunto de activistas ‘del amor’ que se presentó el pasado 22 de febrero en Barcelona.

Pero, lejos de parecerse a un ejército convencional, en este caso su objetivo principal es hacer el amor y no la guerra. “Para conseguir una justicia completa debe existir una sociedad justa en amor y afectos, donde todos los cuerpos puedan ser deseables y deseantes, y donde todo el mundo pueda sentirse querido”. Un amor entendido en todas sus facetas: fraternal, romántico, sensual, genital… Así explica la artista Dora García la idea principal de este particular ejército, acompañada del escritor Ingo Niermann -novela del cual, Complete Love, nace este proyecto- y de los performancers Michelangelo Miccolis y Krõõt Juurak.

A la práctica, la idea es que las personas que por razones de juventud, belleza, posición social… tengan un “exceso de amor o atracción”, en un acto de generosidad y falta de egoísmo, lo compartan con aquellas que van faltadas, ya sea por motivos de edad, diversidad funcional, enfermedad… Siempre teniendo en cuenta que estos dos papeles son intercambiables. “Hay una mutación constante entre los que dan y los que reciben. Los que son muy atractivos llegará un momento en que no lo serán,  y viceversa”, apunta García.

Pero, “¿por qué la necesidad de este lenguaje militar?” se pregunta una de las asistentes un tanto escéptica. ‘Army of Love’ contempla la necesidad de reclutar unos ‘guerreros’ que sean capaces de jugar ambos papeles (dar y recibir) sin que ello implique una personalización de los afectos. “Dar amor aquí no es la idea hippie de ‘amor para todos’, sino que conlleva una gran responsabilidad”, apuntan. Es por ello que, cuando un ‘soldado’ no pueda continuar dando este amor, pueda ser substituido por otro. Además, formar parte de este colectivo implica poder dar cariño a una persona que, en otras circunstancias, no se le daría porque no atrae de manera natural.

A medida que pasa el tiempo, surgen dudas y algunos asistentes se largan. Puede parecer que sea un ritual de iniciación a una secta pero García lo desmiente rápidamente: “Army of Love no es una secta, cada uno decide cuánto quiere implicarse”. Aunque también advierte que supone romper con la idea tradicional de amor romántico. “Las sociedades pagan un alto precio por entender el amor como Romeo y Julieta”, continúa. De ahí la idea de entender el amor no como algo privado sino como un bien común a disposición de todo el mundo. Una verdadera “democratización del amor”.

Si bien es cierto que el aviso de la entrada generaba ciertas expectativas, al final de la presentación la realidad no las alcanza. Sólo unos pocos de los asistentes acceden a participar con los ejercicios de ‘entrenamiento’ de este ejército. Primero, una rutina de relajación. Después, se trata de conectar mentalmente con los demás cuerpos sin la necesidad de tocarse y, finalmente, se rompe esta tensión a través de masajes y de abrazos. Estamos delante de los que serán, quizás, los primeros ‘guerreros’ del amor.

6be98bcf-6f04-4e98-8169-619f5a3e4b1d
Unos cuantos voluntarios del público participan en una prueba de ‘entrenamiento’ junto con Michelangelo Miccolis y Kroot Juurak. CC: Edgar Sapiña

 

El “bus del odio” de Hazte Oír es rechazado por los ayuntamientos de Barcelona, Sant Cugat del Vallès y l’Hospitalet de Llobregat

La ciudadanía ha manifestado su enfado e indignación por la campaña transfóbica

28/02/2017 – Edgar Sapiña Manchado (@edgarsapinya)

bus_hazte_oir

La última campaña del grupo ultracatólico Hazte Oír ha escandalizado a muchos ciudadanos y políticos de todo el arco parlamentario. En esta ocasión, el grupo ultracatólico ha pintado un autobús de color naranja y ha estampado la frase: “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo”.

El lema claramente tránsfobo circuló por las calles de Madrid el pasado 27 de febrero y tiene previsto seguir haciéndolo por ciudades como Barcelona, l’Hospitalet de Llobregat, Sant Cugat del Vallès, Zaragoza, Pamplona, San Sebastián, Bilbao y Vitoria, entre otros.

La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha afirmado que este suceso es “impresentable” y ha puesto en conocimiento de la abogacía para consultar si incumple la ley de Protección Integral contra la LGTBifobia y la Discriminación por Razón de Orientación e Identidad Sexual en la Comunidad de Madrid. A pesar de estas últimas declaraciones condenatorias, Cifuentes ha participado en debates organizados por Hazte Oír y su partido otorgó el carácter de “utilidad pública” a esta asociación en 2013.

Por el momento, la Generalitat de Catalunya ha enviado al fiscal de delitos de odio la campaña. Además, los municipios catalanes afectados por la operación del grupo ultraderechista han manifestado su profundo rechazo.

Además del rechazo por parte de algunas instituciones públicas, la campaña ha recibido innumerables críticas por parte de la ciudadanía, así como de asociaciones defensoras de los derechos del colectivo LGTBI, personajes públicos.

Vinculación con El Yunque

El Yunque es un grupo ultraderechista paramilitar de México. En España esta organización terrorista está vinculada con Hazte Oír. El dictador Primo de Rivera es una de las figuras admiradas por este grupo paramilitar.

Los tres principios básicos de El Yunque son: primordialidad – la organización por encima de todo, incluso de la familia o la Iglesia –, obediencia – fe ciega en el proyecto –, reserva – la organización se debe mantener en el anonimato –. Aunque la religión es un factor inicial para captar adeptos, el afán de conseguir poder es un eje fundamental de la secta. Es por eso que se consideran religiosos, aunque también un ejército.

Zumzeig Cinema acoge la entrega de premios de la tercera edición de DONA’M CINE

La plataforma cultural tiene por objetivo proyectar obras realizadas por mujeres, invisibilizadas en diversas ocasiones por los medios de comunicación de masas

28/02/2017 – Edgar Sapiña Manchado (@edgarsapinya)

El viernes 3 de marzo se celebra la entrega de premios de la tercera edición de DONA’M CINE. El acto tendrá lugar en el cine cooperativo Zumzeig Cinema. DONA’M CINE es una plataforma cultural audiovisual impulsada por Entrepobles/Entrepueblos/Entrepobos/Herriarte, una asociación de cooperación comprometida con los movimientos sociales, y Producciones Doble Banda, una productora con una dilatada experiencia en cine y documentales relacionados con lo social. DONA’M CINE tiene por objetivo proyectar obras realizadas por mujeres, invisibilizadas en diversas ocasiones por los medios de comunicación de masas. Por tanto, tiene como ejes fundamentales el feminismo y el carácter internacionalista, dando voz a mujeres de distinta raza, religión, etnia, origen, territorialidad y contexto político.

La ceremonia proyectará diversos cortometrajes, se homenajeará a la activista hondureña Berta Cáceres, asesinada por su lucha en defensa del medioambiente. También se organizará una mesa de debate, a cargo de Lucía Egaña, directora de documentales, Nelly Wampash Tsakimp, lideresa Pueblo Shuar, y Yolanda Olmos, productora independiente. Finalizando el acto se celebrará una actuación musical, a cargo de Mireia Vives.

Cartell_Donamcine.png

El acto está organizado por Entrepueblos/Entrepobles/Entrepobos/Herriarte y Producciones Doble Banda. Colaboran la AIETI (Asociación de Investigación y Especialización sobre Temas Iberoamericanos) y Cooperacció. Está financiado por l’Agència Catalana de Cooperació al Desenvolupament, Cooperación Española y el Ayuntamiento de Vilafranca del Penedès. Además, cuenta con el apoyo de organizaciones como: Demus, Colectivo de Mujeres de Matagalpa, FENMUCARINAP (Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas de Perú) AMPDE (Asamblea de Mujeres Populares y Diversas de Ecuador), La Cuerda, JASS, Mujeres en Foco, Xarxa Feminista, Dones x Dones, Mujeres de Negro Sevilla, Marxa Mundial de les Dones, IDHC (Institut de Drets Humans de Catalunya), AlterNativa Intercambio con Pueblos Indígenas, Ecologistes en Acció, EduAlter, Coop57, USTEC-STEs, CIMA (Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales, Xarxa Internacional de Dones Periodistes i Comunicadores – Xarxa Internacional de Periodistes amb Visió de Gènere, La Independent, Món Comunicació, Cineclub Vilafranca, SICOM (Solidaritat i Comunicació).

Cortos ganadores

– Premio del jurado:

  • La batalla de las cacerolas” (Carolina Corral Paredes e Itandehuy Castañeda). País: México
  • Transformaciones del alma” (Jimena Norambuena). País: Chile

– Premio Berta Cáceres:

  • “Yaku Chaski Warmikuna: Mensajeras del Río” – Ecuador (Luz Estrello). País: México
  • “Guardiana de los ríos” – Honduras (Jennifer Avila). País: Honduras

– Premio del público:

  • “El valor de la vida” (Sonja Tiefenbacher). País: Austria

Fecha

3 de marzo de 2017

Horario

19:00h

Lugar

Zumzeig Cinema, Calle Béjar, 53, 08014 Barcelona

Precio

Entrada gratuita (Aforo limitado)

Más información

http://www.donamcine.org/edicion2016/es/

Erika Lust estrena un nuevo corto para adultos inspirado en la poesía

El corto se inspira en un poema de Anaïs Nin sobre la monotonía y la cotidianidad

24/02/2017 – Ares Biescas Rue (@aresBiescas)

La productora y directora de cine para adultos Erika Lust estrenó el miércoles 22 de febrero un nuevo corto explícito para su serie XConfessions. El film, titulado Some Never Awaken, está inspirado en un poema de Anaïs Nin del mismo título que habla sobre cómo romper la monotonía y la conformidad con la vida. El film está representado por los actores Sylvan G y Julia Roca. Esta estuvo entrenando durante varios días para las escenas de baile.

El corto gira entorno al despertar sexual de la protagonista, que ejerce diferentes facetas: canta, corre, grita, salta… El espacio desempeña un papel importante, pues la actriz explora cada habitación a través de su sexualidad, mirándose en el espejo o descubriéndose a través de las estancias. Gradualmente, observamos su pérdida de inhibición, antes de reunirse con Sylvan G, en una escena en la que se intenta crear un ambiente de “experimentación y nuevos comienzos”. El actor actúa como si estuviese hechizado, de hecho, según la propia Erika Lust, la pareja estaba tan a gusto rodando que “empezó a hacerse de noche.”

xconfessions_vol7_034
Imagen del anterior volumen de XConfessions. CC: Adriana Eskenazi

La inspiración: XConfessions

Some Never Awaken es el octavo volumen de la serie de cortos para adultos XConfessions, una plataforma en que gente de todo el mundo comparte sus historias sexuales y fantasías. Cada mes Erika Lust elige dos de ellas y las convierte en producciones cinematográficas en un proceso de rodaje que se inicia cada tres meses. Para este corto se inspiró en alguien que narraba su despertar sexual mientras leía poesía. Erika expresa que pensó “en cómo la poesía, así como las películas eróticas, puede ser una experiencia sensorial y llevar a alguien al éxtasis”.

La directora y productora

Erika Lust se define como “cineasta, madre, escritora, bloguera y propietaria y fundadora de ‘Erika Lust Films’”. Desde sus comienzos en el año 2004 -cuando debutó con su primer y aclamado corto indie ‘The Good Girl’- ha dirigido más de 100 cortometrajes y multitud de películas, cuatro de ellas ganadoras de varios premios. Además, ha escrito cinco libros, entre los cuales destaca su célebre novela erótica ‘La canción de Nora’. Algunos de sus últimos proyectos son la creación de una guía para padres sobre cómo explicar a los niños qué es el porno y el lanzamiento de una beca de 250.000 euros para alentar a nuevas directoras de cine adulto en sus proyectos.

xconfessions_vol7_007
Imagen del volumen 7 de XConfessions. CC: Adriana Eskenazi

“You live like this, sheltered, in a delicate world, and you believe you are living. Then you read a book… or you take a trip… and you discover that you are not living, that you are hibernating.” Anaïs Nin

El Club Cronopios presenta la charla performativa ‘NEUROCOSAS: Poliamor VS Monogamia’

‘NEUROCOSAS: Poliamor VS Monogamia’ reflexionará sobre las relaciones afectivas desde la Neurociencia o la Neurobiología

23/02/2017 – Ares Biescas Rue (@aresBiescas)

El Club Cronopios presenta el próximo 25 de febrero de 2017 una charla performativa para hablar sobre la base biológica de los vínculos humanos y su formulación social. En el coloquio, organizado y moderada por Crisal Rodríguez, se presentarán diferentes modelos de familias, desde las más nucleares a otros colectivos.

cropped-club2-2
El Club Cronopios es un espacio cada vez más relevante en la escena cultural de Barcelona. CC: Club Cronopios

El evento se desarrollará con una primera parte teórica y seguirá con una dinámica de grupo para reflexionar sobre “casos de estudio”, un ejercicio común entre los académicos para profundizar en un tema a partir de un caso real. Como añade Crisal Rodríguez, “el ambiente está diseñado para afectar al público y catalizar preguntas que luego podrán plantear en pequeños grupos. Como base, se parte de una charla o transmisión de cierto cuerpo teórico desde la Neurociencia o Neurobiología.”

Anteriormente Crisal había presentado otros espectáculos performativos como “Amor y Otros Químicos” (2015) y “Origen” transformado actualmente en “¡Es que yo soy así!” (2016/2017). Ambos han sido presentados en el festival ACTION! Festival, Performance, Poesía y Ciencia, un festival impulsado por ella misma y que se define como un espacio para presentar “propuestas artísticas, científicas y contemplativas innovadoras”.

Crisal Rodríguez

Performer, profesora y divulgadora científica. Licenciada en Biología, especialista en Neurociencias (UAB). Formada en Teatro y Danza Teatro (Col·legi del Teatre, Escola Internacional de Teatre y Método Keep Moving con Mercedes Boronat). Colaboradora de la Sociedad Española de Neurociencia.

Fecha 24 de febrero de 2017
Horario 19:00h
Lugar Club Cronopios.

Ferlandina, 16
Barcelona.
Precio Gratuito
Duración: 2 horas aproximadamente.
Público Para todas las edades.
Contacto: info@clubcronopios.com