Entrevista a Anneke Necro

Vídeo completo de la entrevista realizada a la actriz, productora y directora de cine para adultos

13/03/2017 – Realización: Ares Biescas Rue (@aresBiescas), Marta Santacreu Olaya (@msantacreeu) y Edgar Sapiña Manchado (@edgarsapinya) | Producción y Edición: Edgar Sapiña Manchado | Texto: Marta Santacreu Olaya

Anneke Necro es actriz, productora y directora de cine para adultos. Su trabajo reivindica un porno feminista, ético, y artístico, alejado de los clichés impuestos por el porno convencional donde se cosifica a la mujer. A los 17 años se inició como modelo erótica, hasta que decidió introducirse en el mundo del porno. De repente, comprobó que no estaba hecha para él y empezó a indagar en el porno feminista y el postporno. De este modo, montó su propia productora de pornografía feminista, a pesar de que fracasó al cabo de un año. Actualmente trabaja en una empresa de porno convencional, pero solamente detrás de las cámaras como ayudante de producción y estilista. Delante de ellas, ha trabajado en determinadas ocasiones con Erika Lust. Su última colaboración, la próxima entrega de XConfessions es un corto en la nieve donde ha rodado por primera vez con su pareja.

Anneke Necro: “En el porno feminista se folla, en el mainstream se hace una coreografía”

13/03/2017 – Realización: Ares Biescas Rue (@aresBiescas), Marta Santacreu Olaya (@msantacreeu) y Edgar Sapiña Manchado (@edgarsapinya) | Producción y Edición: Edgar Sapiña Manchado | Texto: Marta Santacreu Olaya
Anneke Necro 2
CC: Edgar Sapiña Manchado

Anneke Necro es actriz, productora y directora de cine para adultos. Su trabajo reivindica un porno feminista, ético, y artístico, alejado de los clichés impuestos por el porno convencional donde se cosifica a la mujer. A los 17 años se inició como modelo erótica, hasta que decidió introducirse en el mundo del porno. De repente, comprobó que no estaba hecha para él y empezó a indagar en el porno feminista y el postporno. De este modo, montó su propia productora de pornografía feminista, a pesar de que fracasó al cabo de un año. Actualmente trabaja en una empresa de porno convencional, pero solamente detrás de las cámaras como ayudante de producción y estilista. Delante de ellas, ha trabajado en determinadas ocasiones con Erika Lust. Su última colaboración, la próxima entrega de XConfessions es un corto en la nieve donde ha rodado por primera vez con su pareja.

¿Cómo es trabajar con Erika Lust, directora y productora de porno feminista?

Trabajar con ella es una experiencia muy positiva que recomiendo incluso a cualquiera, aunque no quiera dedicarse al porno. Erika es muy profesional, hecho que da mucha confianza con lo que estás haciendo. También es muy fácil, porque hay mucho equipo. La primera vez que entré en un rodaje de Erika Lust incluso me asusté un poco, pero luego te das cuenta que todo el mundo está trabajando en lo suyo, que hay un respeto máximo y que ponen mucha pasión en lo que hacen. Pero también es muy fácil en la escena del sexo, ya que eres totalmente libre de interactuar como quieras.

¿Cómo te preparas un rodaje de porno feminista como los de Erika Lust?

La gracia es que te preparas poco. Tú tienes tu guión, sabes de qué va y qué tienes que hacer. Esta es la gran diferencia entre un rodaje de porno feminista o ético con un rodaje de porno convencional. En este último, tanto actrices como actores van sin saber muchas veces con quién van a trabajar o qué papel van a interpretar. En cambio, en el porno feminista puedes decidir con anterioridad si quieres o no rodar una escena. Además, si quieres depilarte o teñirte el pelo lo haces porque quieres y no porque te lo impongan en el guión.

“La mayoría de empresas productoras que hay actualmente se podrían considerar éticas, pero no son feministas porque la mujer sigue teniendo un papel secundario.”

Has mencionado el porno ético. ¿Es lo mismo que el porno feminista?

No. Cuando estamos hablando de porno ético nos referimos a las condiciones o derechos laborales. Es decir, que cuando llegas a un rodaje todo el mundo se haya hecho los tests de ETS, que haya un contrato o que te enseñen el guión antes para poder decidir si quieres o no rodar esa escena. La gran mayoría de empresas productoras que hay actualmente se podrían considerar éticas, pero no son feministas porque la mujer sigue teniendo un papel secundario.

Por lo tanto, ¿por qué porno feminista y no porno mainstream?

Porque es necesario dejar de perpetuar esta imagen denigrante de la mujer y empezar a darle importancia a su deseo. Yo siempre digo que el porno es ficción y que no puede utilizarse como algo educativo. Pero sus prácticas calan en nuestras mentes y luego las representamos en nuestro día a día, siendo la mayoría de ellas una mierda. Por ello creo que es importante que el porno sea feminista. No que haya un porno mainstream y uno feminista, sino que de una vez el porno mainstream sea feminista.

Entonces, ¿se folla mejor en una grabación de porno feminista o es lo mismo que en cualquier otro tipo?

En el porno feminista se folla, en el mainstream se hace una coreografía. Pero en vez de ser un baile es follando, porque está todo coreografiado.

Tú misma trabajas detrás de cámaras en una empresa de porno convencional. ¿Cómo es posible convivir con estas contradicciones, siendo feminista y trabajando a la vez en una industria claramente machista?

Al final te lo tomas con filosofía, com si se tratara de un reto o de una lucha. Te dices a ti misma “estoy aquí y no me importa estar rodeada de tíos, y de tíos machistas”. Se trata de educar a estar gente, de sentarse a hablar con un director para que termine entendiendo tu punto de vista. Quizás no cambiarás radicalmente su forma de hacer, pero puedes lograr que incorpore cosas nuevas. De hecho, hemos logrado que se busque el orgasmo de la mujer en estas películas.

Es decir, consideras necesario introducirse en la industria para cambiarla desde dentro.

Para cambiarla o incluso destruirla, yo soy más radical en ese sentido. Hay algún tipo de contenido que no tiene que cambiarse, sino eliminarse.

Como por ejemplo…

Por ejemplo que no se pare una grabación cuando la chica está expresamente indicando que eso no le gusta, porque se busca ver a una chica sufrir. A mi me parece espantoso que este contenido se suba en la web. Además, crea confusión sobretodo en relación al BDSM. De hecho, yo soy dómina y lo entiendo como un juego consentido entre dos personas. Por lo tanto, cuando se suelta ese tipo de contenido la gente se cree que es BDSM pero no: es una chica que está sufriendo.

Des del punto de vista de producción, me imagino que los rodajes de porno feminista y de porno mainstream se plantean de manera diferente…

Totalmente. Sobretodo el aspecto creativo en el porno feminista suele ser mucho más complejo. Hay alguien que crea un guión, que se inspira en un cuadro o en una canción, por ejemplo. Empieza un proceso creativo hasta que llega el día del rodaje. En el porno mainstream se mira más lo que quiere el cliente. La colegiala, la madrastra, el pizzero… así indefinidamente. ¡Incluso he visto escribir un guión el mismo día del rodaje!

“Si existe un cliché en el porno feminista es porque la gente lo ha creado a través del estigma y de la ignorancia.”

Estos clichés de la colegiala o la madrastra existen en el porno mainstream. Pero, ¿crees que dentro del porno feminista también están presentes?

El cliché lo hace la gente que tiene un prejuicio sobre lo que es el porno feminista. Luego tu ves el porno feminista y hay millones de versiones, cada directora tiene su estilo, hay actrices de todo tipo: chicas súper femeninas, otras más masculinas, trans, cis, lesbianas, bisexuales, heterosexuales, chicos… Si existe un cliché es porque la gente lo ha creado a través del estigma y de la ignorancia.

Una de las cosas que menciona Erika Lust es que el porno feminista sea para mujeres. Con esta afirmación, ¿se puede interpretar que se esté excluyendo una parte de la sociedad?

Yo no estoy de acuerdo con esta afirmación. No creo que el porno feminista sea para mujeres, ni tampoco para hombres. Debe ser para quien lo quiera ver. Limitar a que sea solo para mujeres acaba provocando un cliché también. Hay mujeres que no quieren ver porno feminista porque precisamente piensan que es cursi, cuando les gusta un porno más duro. Y, de hecho, el porno más duro que he visto ha sido en productoras feministas.

También participas en el proyecto de ‘Porno Educativo’. ¿Juega un papel importante el porno feminista en este ámbito?

Tiene importancia porque, como he dicho, el mensaje del porno al final termina calando. Es mejor que cale un mensaje de sexo libre que no aquello que vende el porno mainstream, alejado de lo que es natural y sano. No me refiero tanto al hecho de los “vídeos tutoriales”, sino a que haya una explicación en un vídeo que te informe de lo que vas a ver, estás viendo o has visto. Sobretodo es importante en el BDSM, ya que se debe explicar que son prácticas consentidas.

Por último, ¿por qué Anneke Necro?

Anneke porque me llamo Anna y, Necro, porque he trabajado en una funeraria como tanatopractora. Estoy muy obsesionada con la muerte y la necrofilia.

La necrofilia está mal vista en nuestra sociedad. ¿Qué es desde tu punto de vista?

Está mal vista porque toca dos grandes temas que son tabúes: el sexo y la muerte. Para mi es un fetiche como cualquier otro, una atracción hacia lo oscuro, lo mórbido o lo más extremadamente prohibido. La necrofilia no se trata de ir a un cementerio de noche para desenterrar cadáveres y follártelos. Y no digo que no haya habido casos reales, porque sí existen. Sino que me refiero a un fetiche e incluso a hacer un role play con tu pareja. Pero no va más allá.

Erika Lust estrena un nuevo corto para adultos inspirado en la poesía

El corto se inspira en un poema de Anaïs Nin sobre la monotonía y la cotidianidad

24/02/2017 – Ares Biescas Rue (@aresBiescas)

La productora y directora de cine para adultos Erika Lust estrenó el miércoles 22 de febrero un nuevo corto explícito para su serie XConfessions. El film, titulado Some Never Awaken, está inspirado en un poema de Anaïs Nin del mismo título que habla sobre cómo romper la monotonía y la conformidad con la vida. El film está representado por los actores Sylvan G y Julia Roca. Esta estuvo entrenando durante varios días para las escenas de baile.

El corto gira entorno al despertar sexual de la protagonista, que ejerce diferentes facetas: canta, corre, grita, salta… El espacio desempeña un papel importante, pues la actriz explora cada habitación a través de su sexualidad, mirándose en el espejo o descubriéndose a través de las estancias. Gradualmente, observamos su pérdida de inhibición, antes de reunirse con Sylvan G, en una escena en la que se intenta crear un ambiente de “experimentación y nuevos comienzos”. El actor actúa como si estuviese hechizado, de hecho, según la propia Erika Lust, la pareja estaba tan a gusto rodando que “empezó a hacerse de noche.”

xconfessions_vol7_034
Imagen del anterior volumen de XConfessions. CC: Adriana Eskenazi

La inspiración: XConfessions

Some Never Awaken es el octavo volumen de la serie de cortos para adultos XConfessions, una plataforma en que gente de todo el mundo comparte sus historias sexuales y fantasías. Cada mes Erika Lust elige dos de ellas y las convierte en producciones cinematográficas en un proceso de rodaje que se inicia cada tres meses. Para este corto se inspiró en alguien que narraba su despertar sexual mientras leía poesía. Erika expresa que pensó “en cómo la poesía, así como las películas eróticas, puede ser una experiencia sensorial y llevar a alguien al éxtasis”.

La directora y productora

Erika Lust se define como “cineasta, madre, escritora, bloguera y propietaria y fundadora de ‘Erika Lust Films’”. Desde sus comienzos en el año 2004 -cuando debutó con su primer y aclamado corto indie ‘The Good Girl’- ha dirigido más de 100 cortometrajes y multitud de películas, cuatro de ellas ganadoras de varios premios. Además, ha escrito cinco libros, entre los cuales destaca su célebre novela erótica ‘La canción de Nora’. Algunos de sus últimos proyectos son la creación de una guía para padres sobre cómo explicar a los niños qué es el porno y el lanzamiento de una beca de 250.000 euros para alentar a nuevas directoras de cine adulto en sus proyectos.

xconfessions_vol7_007
Imagen del volumen 7 de XConfessions. CC: Adriana Eskenazi

“You live like this, sheltered, in a delicate world, and you believe you are living. Then you read a book… or you take a trip… and you discover that you are not living, that you are hibernating.” Anaïs Nin

Erika Lust lanza ‘The Porn Conversation’, el manual para explicarle a tus hijos qué es el porno

La guía es de acceso gratuito para padres y dispone de varios volúmenes en función de la edad del menor

actualidad_185744533_25628369_1706x1280
Erika Lust y su marido Pablo Dobner, creadores y dinamizadores de The Porn Conversation
12/02/2017 – Marta Santacreu Olaya (@msantacreeu)

La productora y directora de cine para adultos Erika Lust (Estocolmo, 1977) ha lanzado The Porn Conversation, una guía virtual para padres destinada a la educación sexual. En ella se ofrecen herramientas educacionales para enseñar a nuestros hijos qué es el porno. Lust inició el proyecto junto a su socio y marido, Pablo Dobner (Buenos Aires, 1970), a finales de 2016 y recibió gran aceptación por parte del público. En 2017, pretende ampliar la página web con otros recursos, entre los que destaca la creación de una relación de sexólogos para poder organizar charlas en colegios o asociaciones de padres.

Los internautas tienen libre acceso a este ‘manual’, disponible de momento en inglés y alemán, aunque en breves también en español e italiano. Concretamente, se trata de tres guías diferentes, el contenido de las cuales varía en función de si los menores tienen entre 9 y 11 años, entre 11 y 15 o si son mayores de 15. Además, la web ofrece vídeos, artículos y otros recursos complementarios.

The Porn Conversation aborda temas desde por qué nuestros cuerpos difieren tanto de los exuberantes actores y actrices, hasta cuestiones como la normal presencia del vello púbico, pasando por si de verdad es tan fácil lubricar o llegar al orgasmo. El manual también quiere crear conciencia sobre el peligro de enviar fotos o vídeos de desnudos por la red, así como la importancia del respeto y el consentimiento en las relaciones sexuales. El proyecto también recomienda analizar los estereotipos del porno (machismo, racismo…) y explicita que el sexo no debe de usarse como moneda de cambio.

The Porn Conversation recomienda analizar los estereotipos del porno (machismo, racismo…) y explicita que el sexo no debe de usarse como moneda de cambio.

Una reacción a la pornografía mainstream

Tanto Erika Lust como Pablo Dobner son buenos conocedores de la industria pornográfica. El matrimonio, que comparte dos hijas de 6 y 9 años, creó la productora Erika Lust Films en Barcelona el 2005. Desde entonces su objetivo ha sido la creación de películas porno con calidad cinematográfica y con un proceso de producción ético, así como la inclusión de cuerpos, edades y razas diversas. Pero, sobre todo, pretende hacer un porno donde el placer femenino importe, ante una industria dominada por hombres y que, tradicionalmente, lo ha supeditado todo a la fantasía masculina.

“El porno tradicional es muy agresivo, enseguida es sexo muy fuerte, no hay ninguna explicación sobre los personajes, sus emociones, el contexto en el que se encuentran esas personas que tienen sexo o por qué esas personas se desean”, declaró Lust en una entrevista para El Español. De hecho, The Porn Conversation nace con el objetivo de evitar que esta idea irreal sobre el sexo llegue a los más pequeños.

Internet: un campo de minas

El acceso a todo tipo de contenido en Internet es cada vez más intuitivo para los pequeños. Y gran parte de él no está hecho para menores de edad, con lo que los niños se ven expuestos a escenas de sexo desde edades muy tempranas. Según investigaciones realizadas por Simon-Louis Lajeunesse, profesor de la Universidad de Montreal y miembro del Grupo de Investigación sobre Masculinidad y Sociedad, la media de edad de acceso por primera vez a contenidos pornográficos se sitúa en torno a los diez años. Si bien es cierto que existen herramientas para proteger los dispositivos electrónicos de contenidos no aptos para menores de edad (y el manual ofrece instrucciones para su uso), Lust y Dobner insisten en que la ‘charla sobre porno’ se realice “cuanto antes, mejor”.

El manual cuenta con tres guías diferentes que se adaptan a la edad del menor

La pareja considera que tanto niños como adolescentes buscan porno cuando sienten curiosidad sobre sexo, convirtiéndose así en un mal instrumento de educación sexual. El porno mainstream puede confundir a los adolescentes sobre cómo el sexo conecta con la sensualidad y las relaciones sentimentales, además de ofrecer una visión poco realista de él. Consecuentemente, ambos sustentan que la prohibición del porno, su crítica o la vergüenza de hablar abiertamente sobre él no son la solución. El porno existe y siempre estará allí, por lo que enseñar, hablar, advertir y ayudar a formar una visión crítica de ello a nuestros hijos es la solución según Lust y Dobner. The Porn Conversation, por lo tanto, puede ser de gran utilidad para los padres que se sienten perdidos ante esta situación.

Una mujer en un mundo de hombres

Erika Lust se define como “cineasta, madre, escritora, bloguera, y propietaria y fundadora de ‘Erika Lust Films’”. Desde sus comienzos en el año 2004 -cuando debutó con su primer y aclamado corto indie ‘The Good Girl’- ha dirigido más de 100 cortometrajes y multitud de películas, cuatro de ellas ganadoras de varios premios. Además, ha escrito cinco libros, entre los cuales destaca su célebre novela erótica ‘La canción de Nora’.

En 2013 Lust empezó el proyecto web XConfessions que, como la productora describe, es “un espacio donde los usuarios pueden ver una serie de cortometrajes basados en sus propias fantasías sexuales”. Cada mes, la directora sueca escoge dos fantasías más y las convierte en cortos eróticos explícitos. Su último proyecto, además de The Porn Conversation, consiste en el lanzamiento de una beca de 250.000 euros para alentar a nuevas directoras de cine adulto en sus proyectos, y abrirse paso así en una industria profundamente masculina.

erikalust_portraits_14
Erika Lust trabaja para hacer del porno una industria donde el proceso de producción sea más ético a la par que estético y, sobretodo, donde el placer femenino tenga mayor importancia